ADVERTENCIA DE LA GENERALITAT VALENCIANA

Primera gran multa por intrusismo como guía turística: hasta 600.000 euros

Guruwalk es una plataforma valenciana con un año de existencia que ofrece ‘free tours a cambio de propinas, otro conflicto más en la industria turística

 

El caso de Susana Meseguer, guía turística por afición ha puesto de actualidad el intrusismo que sufren también en esta profesión por las plataformas que surgen de la llamada economía colaborativa (De parroquias a colegios: todas las facetas del intrusismo). Esta mujer que ofrece sus servicios por Guruwalk en Vilafamés (Castellón) ha sido advertida por la Generalitat Valenciana que puede ponerle una multa de entre 100.000 y 600.000 euros, según ha trascendido este jueves.

Guruwalk es una plataforma valenciana con un año de existencia que ofrece ‘free tours’ a cambio de propinas y ya está implantada en 70 países de todo el mundo, cuenta con 900 guía, principalmente en Europa y Sudamérica, un centenar están distribuidos en 50 ciudades españolas, una treintena en la Comunitat Valenciana. “Hasta el momento no hemos tenido ningún problema con ningún guía”, dicen, el caso de la guía de Castellón es el primero denunciado.

Su funcionamiento consiste en que cualquiera puede unirse, publicar su propio tour y convertirse en guía en la web, “de manera completamente gratuita, sin costes ni para el guía ni para el viajero”. La plataforma actúa de intermediaria entre el usuario y el guía, que ofrece visitas guiadas a cambio de donativos, “dependiendo de cuánto le haya gustado, y de sus posibilidades económicas”, informa eldiario.es.

Los guías formados y oficiales se quejan del intrusismo, la competencia desleal, el bajón del negocio oficial y la economía sumergida que suponen, mientras que las plataformas se defienden como escaparate para profesionales o como vía de ingresos para personas sin trabajo, publica El País este viernes. La Confederación de Guías Oficiales de Turismo de España (CEFAPIT) exige regulación mientras desde el ministerio de Industria, Comercio y Turismo  no tienen en la agenda este conflicto. Desde Guruwalk comentan que en algunas comunidades exigen la certificación de guía turístico, como es el caso de la Comunidad Valenciana, y en otras no, como en Madrid.

Susana Meseguer se ha convertido en la cara visible de un nuevo conflicto en la industria turística por la llamada economía colaborativa: al igual que los taxistas con Uber, Cabify y las licencias VTC y los hoteles con los pisos turísticos de plataformas como Airbnb o Home Away, los guías turísticos tradicionales chocan con la competencia feroz de las plataformas de visitas guiadas y ‘free tours’, otra faceta más del intrusismo que también golpea a los agentes de viajes, como viene informando preferente.com (Indignación de los agentes con el intrusismo de ‘influencers’).

Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + 17 =